Seleccionar página

Una persona en el Foro de Usuario a Usuario de Adobe InDesign preguntó: “Usualmente delineo las fuentes de texto cuando creo PDFs para enviar a mis clientes como pruebas o para enviarlos al impresor ¿siquiera es necesario delinear las fuentes? Siempre he estado bajo la impresión de que si no lo hago, y la persona que recibe el PDF no tiene una fuente en particular en su computadora, los textos se revertirán a alguna fuente por defecto en el PDF.

¿Es este uno de esos mitos urbanos de la industria? La verdad es que casi jamás deberías tener que delinear las fuentes. Realmente sólo si quieres experimentar con las figuras de glifos para algún efecto artístico. Desafortunadamente, este mito ha sido perpetuado por algunos proveedores de servicios de impresión y otros que insisten en no recibir archivos PDF a menos que las fuentes hayan sido delineadas.

La verdad es que Adobe InDesign siempre integra las fuentes en el PDF si el Acuerdo de Licencia del Usuario Final (o EULA) del vendedor de la fuente dice que puedes hacerlo. Algunas veces los usuarios creen que pueden saltarse las restricciones de compartir fuentes con otros al convertir los textos a delineados. De acuerdo a Real World Print Production de Claudia McCue, “sorprendentemente… convertir los textos a delineados no te salva de las provisiones del EULA del proveedor. De hecho, aunque algunas licencias permiten la conversión de textos a delineados, muchos lo prohiben expresamente.”

Aquí hay algunas otras buenas razones para no delinear las fuentes:

  • El delineado del texto degradará su calidad tipográfica. ¿Por qué? Los glifos son convertidos a gráficos normales que carecen de la inteligencia que las fuentes tienen para mostrar o imprimir texto, particularmente en dispositivos de baja resolución. Las fuentes tienen indicios incorporados, lo que las hace verse bien en resolución baja. Esta habilidad se pierde al delinear el texto.
  • Ciertos atributos se perderán cuando se delinea porque no son parte de la fuente misma, sino son aplicados por Adobe InDesign. Prueba agregar estas características a tu texto de InDesign, como el subrayado, tachados, viñetas aplicadas con la función de Bullets & Numbering, o notas al calce. Luego selecciona el texto y haz click en Type > Create Outlines. Verás todos esos atributos desaparecer.

Casi siempre, la mejor respuesta es (1) utilizar fuentes que permitan incrustado, y (2) permite a InDesign que incruste las fuentes (algo que hace por defecto) cuando crees un archivo PDF. El archivo PDF resultante puede ser visto en Acrobat o en Adobe Reader en Mac o Windows, o impreso en casi cualquier impresora con las fuentes intactas.

Entonces la siguiente vez que un impresor te diga que debes convertir tus textos a curvas, di NO. Y comienza a buscar a otro impresor que tome tu PDF con las fuentes debidamente incrustradas.

Autor: Steve Werner.

Subscríbete a nuestro boletín

Subscríbete a nuestro boletín

Únete gratis a nuestra lista de correos desde la que recibirás noticias, tips y ayuda para la administración, seguridad y manejo óptimo de tu sitio Web así como de diseño y fotografía. Además, de vez en cuando nos encontramos con ofertas especiales que nos gustaría compartir contigo. Espero que nuestro boletín lo encuentres útil.

¡Muchas gracias por subscribirte! En breve recibirás una confirmación en tu correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: